imagen cabecera catálogo de residuos utilizables en la construcción
Reciclado de pavimentos de hormigón

Valorización / Obras realizadas

Este tipo de reciclado es frecuente en los países con tradición en la construcción de pavimentos de hormigón, como Estados Unidos, Alemania, Austria, Bélgica y Dinamarca, entre otros(1)(2)(4)(15)(16)(24).

En Austria es frecuente la utilización en la base del firme y en la capa inferior de los pavimentos bicapa del hormigón reciclado obtenido de la demolición de pavimentos.

Cuando en 1990 se tuvieron que reconstruir tramos antiguos de autovía (en su mayoría de más de 50 años), la Administración austriaca apostó por el reciclado de los pavimentos existentes. Estos pavimentos, de resistencias a compresión comprendidas entre 7 y 10 MPa, se fragmentan utilizando guillotinas, se llevan a plantas de machaqueo in situ y se procesan para dividirlos en fracciones. La fracción fina de 0/4 se extiende en una capa de unos 5 cm sobre la subbase de grava existente, y a continuación se estabilizan los 20 o 25 cm superiores. Sobre esta capa estabilizada se extienden 5 cm de mezcla bituminosa para proporcionar un soporte resistente a erosión y heladas y, sobre ésta, el hormigón de firme que se ejecuta mediante técnicas bicapa “fresco sobre fresco”, generalmente de espesores de 21 cm (capa inferior con árido reciclado) más 4 cm (capa superior de rodadura con árido natural seleccionado).

Este concepto supone una elevada reutilización de los materiales existentes y permite incrementar el peralte de la calzada de una forma sencilla con solo nivelar la subbase antigua antes de estabilizarla. Las primeras obras resultaron tan convincentes que, desde entonces, se han construido varios cientos de kms de autovía con esta técnica.

En Bélgica también se llevó a cabo una experiencia con esta técnica, siguiendo el ejemplo de Austria. Para ello, se construyó entre 2007 y 2008 un tramo piloto de 3 km utilizando el árido procedente de la demolición del pavimento en una base de hormigón compactado, construyendo sobre ella un pavimento de hormigón continuo armado. Los trabajos tuvieron lugar en la vía rápida E34 en Zwijndrecht, y se desarrollaron en dos fases: primeramente se construyó la calzada en dirección a Gante, y posteriormente la calzada en dirección a Amberes.

En España hay una cantidad importante de pavimentos de hormigón en carreteras, aeropuertos y puertos. Sin embargo, hasta la fecha apenas se han reciclado pavimentos de hormigón en carreteras. En concreto, en la Autovía de Andalucía y en la Autovía A-92 se reciclaron en algunos tramos capas de base de hormigón seco compactado. Así mismo, en el aeropuerto de las Palmas se demolió el pavimento de hormigón existente mediante martillos hidráulicos, y se procesó el material en una planta dotada de machacadora primaria de mandíbulas, separador magnético y machacadora secundaria de impacto; el material obtenido, zahorra artificial, se empleó en la subbase de la nueva plataforma.